¿Invertir en Marketing Digital?

Para muchos, la inversión en marketing supone un dolor de cabeza. Tanto, que en muchas ocasiones piensan que es una inversión absurda. ¿Sabes por qué? Por no utilizar una estrategia y unos objetivos claros acordes con la inversión.

Invertir en Marketing digital es indispensable para todas las empresas. Si no estas online, no eres competitivo… no existes y por lo tanto no puedes alimentarte y muchos menos crecer.

Ahora, si quieres avanzar un poco te explicaré los puntos claves para comenar a invertir en Marketing digital.

La web.

Es nuestro negocio en un entorno virtual. ¿Tienes oficinas? ¿Un lugar dónde reunirte con tus clientes? Es importante la impresión que ofrecemos (vestimenta, decorado, la actualidad de las herramientas…). Bien, teniendo en cuenta esto, la web requeire de:

  • Imágen profesional.
  • Escritura clara.
  • Combinación de colores correcta, bajo los criterios estéticos de lo que queremos comunicar.
  • Logotipo, nombre, contacto.
  • Organización textual acorde para facilitar la comprensión y lectura.
  • Actualidad, frescura, dinamismo.

Son algunos de los puntos claves para que una persona quiera quedarse y descubrir el negocio. No olvides que también puedes ofrecer tus servicios a través de este portal.

SEO/SEM.

Posicionarse en los buscadores, a través de medios orgánicos y de pago, es base para que nos encuentren. Las estrategias no se sitúan en uno u otro. Lo correcto es combinar los dos, de manera inteligente con nuestros objetivos.

Las campañas de pago, pueden ser anuales, por lo que podemos mantener las diferentes campañas a través del tiempo, en momentos puntuales y repetitivos. El SEO corresponderá a lso diferentes factores de SEO, Copywritting, notoriedad…

El Blog.

Una herramienta importante, ¿o no? Es una manera de que los clientes puedan sentirse identificados, conocer un poco más allá de la parte corporativa y centrarse en la parte humana. Encontrar ayuda a realizar las cosas por uno mismo, y mantener una relación de interés en los temas concretos (incluso crear una comunidad activa).

Favorece el SEO, siempre y cuando este trabajado por un escritor que sepa como tratar los temas (títulos llamativos, organización para los buscadores…). La idea es comenzar con temas generales, e ir profundizando poco a poco a temas mucho más especializados y complejos. También requiere de una estrategia.

E-mail marketing.

El e-mail marketing, es algo que muchos hacen de manera ilegal e incorrecta. Consiste en almacenar una base de datos (BBDD) en la que tenemos los contactos de personas interesadas en nuestro servicio. Aquí podemos dividirlo en dos grandes ramas:

  • El e-mail marketing genérico de las personas que se registran bajo un cuestionario siguiendo la RGPD (si estas en Europa), y en el que podemos enviar la información que anteriormente en el formulario hemos indicado (promociones, publicidad…). De este podemos sacar estadísticas y observar la audiencia y su interés en lo que ofrecemos.
  • El cold e-mail, que consiste en adquirir contactos a través de eventos, conferencias… sobre clientes potenciales y en los que se enviaran e-mails totalmente personalizados para captarlos, y podemos fidelizar.

Perfiles sociales.

Las redes sociales no sirven para captar clientes, sirven para crear una comunidad. Es cierto que «de rebote» podemos conseguir algún cliente, pero la realidad más valorada es la de crear una comunidad de la que podemos extraer:

  • El tipo de cliente que realmente queremos. Gustos, edades, situación geográfica…
  • Mediremos los resultados de las campañas (orgánicas o de pago).
  • Las RRSS estan adaptadas a todos los dispositivos. Y son muy utilizadas socialmente, para diferentes propósitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *