¿Cómo elegir el nombre para tu marca personal?

Marketing digital Para PYMES

Con el «naming» buscaremos que los consumidores, al escuchar tu marca, identifiquen el producto y le atribuyan el valor único de marca.

Vamos a centrarnos en el proceso de selección del nombre de la marca a través de diferenes técnicas. Recordaremos que el nombre es la tarjeta de presentación que el consumidor guarda en la memoria.

En el momento de fabricarlo, debemos pensar que una vez lanzado no será muy fácil de modificar en el futuro.

En muchos sectores se abusa del facilismo, de las prisas, de la falta de estrategia, de recursos o de criterio. Si aprendes del error, es muy posible que alcances el éxito.

Encontrar el nombre perfecto no es suerte. Utilizar el nombre como estrategia de negocio es fundamental.

El nombre es importante, tanto que hay gurús y expertos dedicados solo a esto. Algunos te diran que no importa, y te pondran ejemplos de empresas con grandes capitales económicos y llevan mucho tiempo en el mercado.

Acertar con tu nombre.

Vamos a escribir todo lo que nos venga a la cabeza:

  • Descriptivo. Descripción geneal (Dubai Airlines).
  • Abstracto. Algo que no existe, conjunto de palabras creando una nueva (Teléfonica).
  • Sugerente. Beneficio (Green Peace).
  • Evocativo. Cogemos una raiz conocida y le añadimos algo (CaixaBank).
  • Asociativo. Una palabra que ya existe (Caserio).

¿Te han venido a la cabeza muchos nombres? No hay problema. Pásalo por los siguientes filtros, ¡a ver si queda alguno en pie!

  • ¿Diferenciado de la competencia?
  • ¿Es fácil de escribir y pronunciar?
  • ¿Es para uso internacional?
  • ¿Se puede registrar la marca?
  • ¿Dominio web disponible?
  • ¿Perfiles disponibles en redes sociales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *