¿Sufres la superstición de la paloma?

RRHH

Hace algunos meses, que le doy vuelta a este tema. Y observo en mi vida que esta muy presente. ¿Vosotros que opináis? ¿No sabéis lo que es? Os lo explico.

Para hacer un breve resumen, la superstición de la paloma és un experimento que se hizo en 1948 por Burrhus Frederic Skinner. Este experimento consistia en ofrecer una recompensa sin ninguna razón a las palomas, haciendo creer que la recompensa la recibian por una acción concreta que habían cometido.

Esto hacía que las palomas repitiesen sin ningún sentido esa misma acción, esperando recibir nuevamente ese regalo, que era su comida. Sin embargo, no dependía de sus acciones, si no del tiempo.

Debajo de este texto, os dejo un fragmento del principio de la película «Las vidas posibles de Mr. NoBody«. Una película filosofica, que parte desde el momento que nuestro pequeño protagonista debe enfrentarse a las situaciones, curiosamente siempre bajo tres posibles caminos.

Volviendo al experimento, me parece muy interesante en partícular, pero se puede aplicar en nuestra vida y justamente por ello es tan importante tenerlo en cuenta en nuestras vidas.

Dicho de otra manera, las reacciones que recibimos no tienen nada que ver con nuestras acciones… pero en parte puede que si. Seria algo así como aceptar que no tenemos el control de todo lo que nos pasa; y eso es un duro golpe para la mayoria.

¿Por qué os hago esta pregunta? Una reflexión muy sencilla, y esto nos afecta cada dia en cada lugar en el que asistimos. Además, nos permite generar una reflexión en nuestra manera de comunicarnos y de la manera que se comunican con nosotros.

En otras palabras: ¿que he hecho para merecer esto? Y podríamos ampliarlo a un estudio filosofico hacia el existencialismo, pero este no es el motivo de este post. Pero os ánimo ha investigar un poco.

La respuesta simplista podria ser: «Estar ahí». Un mal momento, una mala situación, una mal entorno… todo esto puede originar que «recibamos» algún castigo o recompensa sin haber realizado ninguna acción. Un cúmulo de situaciones.

¿Alguien puede recordar como toda una clase podia ser castigada por la acción de una sola persona? Si empezamos a reflexionar, será mucho más fácil entender hacia dónde quiero llegar.

En las redes sociales, la mayoria de pequeñas empresas piensan que hay una fórmula mágica que sirve para transformar un producto en viral. Y esto, desgraciadamente, no es así. Es un cúmulo de situaciones, que algo tiene que ver el trabajo que se hace, pero también la inversión con la que se promociona. Es necesario un estudio, el momento adecuado, el lugar adecuado ¿quién no recuerda los palos de selfie que existen desde 1992 y se puso de moda en 2010?

¿No te lo crees? Bien, puedes ver el efecto viral de las producciones veraniegas de Estrella Damm, que actualmente se han vuelto de «culto» en todo el mundo. Y para conseguir esto, han tardado años… y unas inversiones verderamente estratósfericas… incluso a dia de hoy que ya es un tema viral siguen haciendo inversiones de escándalo.

¿Qué quiero decir? Nadie te va a poder ofrecer un tema que se hará viral. Y ahora, reflexionemos de otra manera. ¿Para qué te sirve algo viral? ¿Vas a vender más? ¿Más a ser más reconocido? Te puedo asegurar que no, en especial si no tienes en cuenta tu objetivo.

En los temas virales, es muy posible que tu marca se disuelva bajo la forma en que se comunica, y es muy poco probable que impacte a las personas que realmente son tus clientes potenciales. Incluso estos clientes potenciales pueden pasar por alto que les ofreces lo que necesitan.

Sin embargo, hay tal preocupación por la «cantidad» de personas a las que llegamos, que dejamos de pensar en la «calidad» y el momento de las personas que llegamos. Y es que en ocasiones, podemos hacer un «bombazo», pero si no conseguimos los objetivos que realmente nos interesa no importa cuantos millones no hayan visto.

Un ejemplo muy claro de esto, és la visualización de más de 8 millones de reproducciones de un cortometraje realizado para Talent Films (asociación de dudosa reputación). Se consiguió una viralización bestial en latinoamerica, sin embargo el engagement (la interacción) era negativa, sin sentido.

Y para aclarar mayormente el fracaso: no había estrategia, no habia objetivos… por lo que no se consiguió nada que permitiera dar importancia a la asociación en cuestión. Una agencia de publicidad como beAgency, con unas 8 mil reproducciones pueden llegar a explicarlo como éxito por llegar al público objetivo.

Ahora bien, reflexionemos un poco y definamos los objetivos que realmente nos darán de comer. Solo así, podremos decir que una campaña viral es un éxito. ¡Que no te vendan humo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *