Trabajo híbrido seguro: gestionar el trabajo en remoto.

Uno de los grandes desafíos de trabajar en remoto consiste en mantener un entorno de trabajo híbrido seguro en la empresa: desde perder el equipo, hasta las conexiones de las redes públicas que se utilizan.

En primer lugar, no todas las compañías permiten el trabajo híbrido y por ello no están preparados para los desafíos de trabajar en remoto. Por ello, utilizan sistemas heredados y utilizan software sin actualizar y sin aplicar los últimos parches de seguridad, dejando de ser un lugar adecuado para el trabajo híbrido seguro.

Por otro lado tenemos empresas que trabajan con un alto nivel de seguridad, que apenas permite trabajar en remoto. Ofreciendo grandes dificultades que no siempre permiten trabajar en entornos no controlados.

Uno de los grandes desafíos, es el factor humano. Es la principal lugar dónde falla la ciberseguridad, por pequeños despistes permitiendo el acceso de virus, troyanos, gusanos…

Trabajo híbrido seguro en tu equipo de trabajo.

Lo primero es asegurar que tienen altas posibilidades de seguridad como:

  • Acceso seguro a través de tecnologías biométricas.
  • Tecnologías integrales contra malware.
  • BIOS autorecuperable, ya que un malware puede perjudicarla y fastidiar el equipo.
  • Protección de la privacidad como pantallas integradas contra la piratería visual.
  • Medidas de prevención ante robos o pérdidas, gestionado por el equipo de IT.
  • Prevención proactiva de ataques mediante I.A.
  • Contar con una persona experta como Miguel Angel Arroyo.

Protege las conexiones.

Para proteger nuestras conexiones es muy importante monitorizarlas para ofrecer respuestas lo más rápido, en especial si se trabaja en remoto para estar preparado el alto volumen de conexiones. Por ello, es necesario tener redes privadas virtuales (VPN).

Otro punto de seguridad es utilizar EDR (EndPointDetection and Response), una herramienta que supervisa la comunicación entre redes empresariales y los equipos de punto final, sumando detección, análisis, filtrado, informes forenses y alertas para combatir amenazas avanzadas y mejorar la respuesta a incidentes.

Los EDR funcionan mejor que los antivirus ante amenazas desconocidas y puede complementarse con Firewalls. Así controlamos quién o qué entra y sale de las conexiones. Es importante también reforzar la seguridad en routers y puntos de acceso.

Para más consejos puedes visitar 10+1 consejos de ciberseguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *