transformación digital

Transformación digital en el marketing

Marketing digital Para PYMES SEM

Seguramente hayas colaborado con agencias de marketing y los resultados obtenidos no eran lo que esperabas. La respuesta a ello es muy sencillo: han aceptado colaborar con tu empresa sin tener en cuenta el nivel de transformación digital de tu empresa.

En todas las empresas con las que he entablado conversación, he podido auditar el apartado de transformación digital y todas ellas han suspendido. Al ver esto, decido negarme trabajar con ellos porque no vamos a tener los resultados esperados.

Investigando un poco más por internet, pude descubrir estudios sobre la transformación digital de las empresas y obtuve datos concretos de entrevistas y auditorias que se habían hecho a un grupo de empresas multinacionales. Aproximadamente, menos del 11% cumplían los requisitos para decir que estaban adaptándose correctamente a la transformación digital.

¿Por qué las empresas tienen problemas con el marketing digital?

Quizás soy un poco excéntrico, o quizás no. El marketing digital, en su máximo poder, viene derivado del Big Data que es lo que nos hará conocer mejor que opciones debemos tomar para cada una de las acciones. Esto quiere decir, a más datos podamos procesar, mejores campañas y rendimiento obtendremos.

Para obtener ese rendimiento que esperamos, necesitamos una infraestructura adecuada. Esto quiere decir, que debemos empezar con una web que tenga una buena arquitectura de la información y bien programada y definida. Si no tenemos esto, convertiremos nuestras acciones en situaciones laberínticas, para poder analizarlas y para nuestros consumidores.

El marketing digital vs tradicional.

Antiguamente, el marketing podía consistir en entregar trípticos, folletos, pegatinas… podíamos ampliarlo con estudios de mercado a través de encuestas, contadores de personas que pasan por un lugar concreto y «la clase social» a la que pertenecen… y mil maneras más de obtener información.

Con el marketing digital, ocurre lo mismo pero en el mundo digital. Podemos observar el tráfico de personas, sus características, intereses, podemos hacer encuestas… exactamente lo mismo. Entendido esto, podemos ver que no hay diferencias entre el marketing digital y el tradicional… la gran diferencia es el medio en el que lo aplicamos (y quizás el presupuesto aplicado).

Marketing digital no es solo ADS.

Hay miles de estrategias para cada tipo de empresas: SEO, Social Media, SEM, Banners… Algunas de estas estrategias son más activas y otras más pasivas. Dependiendo del interés y presupuesto que tenemos, podemos aplicar unas u otras.

Si piensas que quieres estar en redes sociales, porque todo el mundo tiene presencia… debes preguntarte: ¿qué me va a proporcionar? O dicho de otra manera, que posibilidades tengo de que alguien contrate mis servicios o compre lo que ofrezco… si expongo banners en las webs, ¿qué motivará al usuario a pulsar?

Por ello, ahora es mucho más fácil realizar «marketing» de branding, pero eso no es algo que te vaya a proporcionar ventas, pero si conseguir confianza en el consumidor indeciso. Lo mismo ocurre si aplicas el marketing a búsquedas, que el usuario tiene intención de compra rápida y puedes conseguir que tú seas el elegido más fácilmente que usando las redes sociales.

Para aplicar estas estrategias es importante entender que es lo que queremos, y si aplicamos a marketing digital tener en cuenta en que fase de transformación digital nos encontramos.

El embudo de conversiones en la transformación digital.

El famoso embudo de conversiones se aplica de manera tradicional y digital, exactamente igual y se complementan de ambos mundos. No son apartados independientes, y de hecho se debe unir si el presupuesto lo permite.

Por Por ello, debes aplicar las herramientas que utilizarás (y aplicar las leyes vigentes) para cumplir todo correctamente. La información que extraes del Big Data, te permite obtener todo el análisis para decidir que mensaje enviarás a tu audiencia y que intereses tienen (algo así como las encuestas, pero sin preguntarles). El símil analógico sería ver como se mueven en tu tienda y dónde dedican su tiempo durante la visita.

Auditoria de transformación digital.

Si no tienes claro tu nivel de transformación digital en la empresa, próximamente aplicaré un sistema para que puedas saberlo e incluso recomendarte algunas indicaciones. Mientras tanto, puedes contactar y puedo darme un feedback de lo que veo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *