volver a la rutina con niños

7 ideas para volver a la rutina con niños

Sin categoría

Volver a la rutina con los alumnos es todo un desafío que pasamos cada año. Aquí tienes 7 consejos para volver al colegio de la mejor forma.

Las vacaciones son increíblemente buenas. El tiempo libre, los juegos, cambios de rutinas… y es por eso que todos tenemos cierto rechazo, hasta los niños. Y aquí reside nuestro desafío en volver a la rutina con niños.

Si con dos semanas o un mes de vacaciones que podemos llegar los alumnos ya nos cuesta, ¡imaginate con tres meses!

Ideas para que la vuelta al cole sea más fácil.

Toca regresar al colegio y lo único en lo que piensan los niños son todas esas experiencias que han estado viviendo. Sin horarios rígidos, actividades más dinámicas. Es por ello, que el niño experimenta un primer rechazo a la escuela, su rutina ahora es otra.

Crea períodos para adaptarse.

Los cambios bruscos son difíciles y se vive mejor en un ambiente rutinario, con límites. Lo mejor, si es posible, es que los padres introduzcan pequeños cambios horarios, rutinas y costumbres familiares para volver al cole.

Con esta acción, conjunta entre padres y profesores, tenemos una oportunidad para que los pequeños asimilen los cambios. Por ejemplo, domiran, comeran, desayunaran y harán todas las tareas diarias a las horas correspondientes del colegio, sin estar en el colegio.

Es importante que que el cambio sea progresivo, no deben ser todos a la vez. Deben ir de uno en uno, poco a poco. Si se levanta a las 10, haremos que se levante a las 9 y luego a las 8… seguidamente a las 7, por ejemplo.

Prioridades para volver a la rutina con niños.

Debemos tener en cuenta que hay rutinas más difíciles y por ello debemos seguir unas prioridades. Primero aplicaremos los ajustes de horarios, como hora de dormir, comidas… y luego aplicaremos el resto. Es importante conseguir estos puntos de referencia antes de incluir más cambios.

Anticipación.

Es importante explicarles el plan y los pasos a seguir. Debemos hablar con ellos y así reduciremos la incertidumbre con mensajes sensatos y sinceros. Así generamos confianza y compromiso mutuo, con lo que conseguiremos que la resistencia sea mínima.

Actitud positiva, ante todo.

Recordamos que no solo los niños son reacios a los cambios, los adultos también lo somos. Sea como sea, debemos estar positivos al regresar al trabajo o al colegio, ya que nuestro ánimo es muy contagioso para los demás.

Escucha a los pequeños para volver a rutina.

Escuchar es de lo más complicado que vamos a vivir hoy en día, pero también lo más valioso: debemos mantener los canales de comunicación abiertos. Habran momentos de nervios o miedos, pero debemos recordar que somos capaces de escuchar y comunicar.

Juntos no habrá nada que se os resista.

No tomes toda la responsabilidad de la rutina

Volver a la rutina con niños no es solo cosa tuya. Involucra a los niños en los cambios, que decidan ellos parte del proceso para individualizarlo. Por ejemplo, para volver al colegio podemos hacer que nos acompañen a comprar el material escolar o renovar parte del armario. Con estas acciones podemos ver que temores tienen o como reaccionan, ¿están deseando ver a los compañeros? ¿Quieren aprender algo? ¿Cómo reaccionaran ante situaciones importantes? Entre otras.

Y recuerda…

Cada niño es un mundo y no hay unas pautas o manual básico. Pero si utilizas estos consejos, podrás ir descubriendo y comunicando las mejores opciones para tu relación entre el niño y tu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *